Historia de la feria

La Feria de la Trufa Negra de Soria es un certamen incluido en el Calendario de Ferias Comerciales de Castilla y León y aprobado por Resolución de la Dirección General de Comercio el 23 de diciembre de 2013.

Desde su puesta en marcha en 2003, la Feria ha cumplido con sus objetivos creciendo paulatinamente y consolidándose como un referente a nivel nacional e internacional, consiguiendo atraer a más de 5.000 visitantes de diferentes lugares del mundo.

Gracias a la celebración de este evento se ha conseguido revalorizar la Trufa Negra de Soria, un recurso natural único, dándolo a conocer a la sociedad y poniendo en valor sus peculiaridades que lo distinguen como un producto de extremada calidad.

Además, durante estos años se ha ampliado su mercado ante las numerosas reforestaciones llevada a cabo en la provincia de Soria, donde más del 24% de su territorio es potencialmente trufero.

Se ha conseguido crear una Marca de Trufa Negra de Soria, y abonar el camino hacia la consecución de la Denominación de Origen de la Trufa Negra de Soria que evitaría la controversia que existe al vender otras especies de trufa, diferentes de Tuber Melanosporum, de Soria, en Europa. Cabe destacar que Soria aporta el 30% de la producción de Tuber Melanosporum de España y el 8% a nivel mundial.

La labor de divulgación de sus propiedades culinarias, incentivando su consumo y degustación en la sociedad, ha sido otro de los objetivos de la Feria. Más del 30% de los restaurantes sorianos utilizan en la elaboración de algunos de sus platos la trufa, y por primera vez, durante la edición pasada se ha organizado la I Semana de la Trufa de pinchos elaborados con trufa, que atrajo al público y mejoró los ingresos de muchos establecimientos.